Este mediodía Héctor Aguer tuvo el último momento al frente del Arzobispado de La Plata, al presidir su última misa en la Catedral como cada domingo de los último 18 años. El marco fue ante una imponente y gran cantidad de público que lo despidió con un caluroso y conmovedor aplauso.

El histórico Monseñor presentó el pasado 24 de mayo su renuncia como máxima autoridad del arzobispado platense luego de cumplir 75 años, la edad límite establecida por la normativa eclesiástica.

Aguer se convirtió en arzobispo de la arquidiócesis de La Plata el 12 de junio de 2000. Antes de llegar a La Plata, fue obispo auxiliar de Buenos Aires entre 1992 y 1998.

En tanto, el próximo sábado a las 16, se realizará la misa de asunción de su sucesor, Víctor Manuel Fernández.

Share This