El Gobierno acaba de darle el visto bueno final a la fusión entre la operadora de cable Cablevisión, cuyos principales accionistas son los mismos que el Grupo Clarín, y Telecom . De esa manera, acaba de nacer un nuevo gigante dentro del universo empresarial argentino, con negocios desde la transmisión de contenidos audiovisuales y los datos hasta la telefonía móvil y fija, con una valuación de mercado estimada por fuentes privadas en torno a los US$ 11.000 millones.

La decisión corrió por cuenta de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, a cargo de Esteban Greco, quien concluyó con un camino que ambas compañías habían iniciado en junio del año pasado. Según fuentes privadas, la operación le dio origen a la mayor compañía de telecomunicaciones de la región.

Share This