El intendente del partido de General Pueyrredón, Carlos Arroyo, anunció hoy que la comuna sólo autorizará las fiestas electrónicas programadas para mañana en el parador Destino Arena y el sábado en Mute, en la zona sur de Mar del Plata, y ratificó la vigencia del decreto que no permite eventos de este tipo en la ciudad.

La decisión fue comunicada esta tarde por el jefe comunal, luego de extensas reuniones mantenidas desde ayer entre autoridades marplatenses y representantes de los paradores.

Las dos partes firmaron un acta que autoriza estos dos eventos concretos y señala que el municipio «evaluará el mérito y la conveniencia» para habilitar o no el resto de las fiestas con pedido de autorización anterior a 10 de enero, cuando se firmó el decreto.

Esas «dos reuniones que estaban ya solicitadas, en las que se habían vendido entradas, se van a permitir bajo condiciones especiales de seguridad que ha establecido la Secretaría de Salud» del municipio, dijo Arroyo.

En una rueda de prensa que se demoró más de cuatro horas, el intendente señaló que «sigue vigente» el decreto 112, que despertó incertidumbre entre los productores, ya que no autoriza este tipo de eventos porque el municipio no cuenta «con los medios humanos y técnicos que permitan un control absoluto de los riesgos que se derivan para la vida humana como consecuencia de este tipo de fiestas».

Los empresarios esperaban desde ayer alguna definición respecto de las fiestas electrónicas que ya estaban programadas desde hace varios meses.

Las anunciadas para el viernes 13 en Destino Arena y el sábado 14 en Mute, al sur del faro de Punta Mogotes, se autorizan «siempre y cuando cumplan con todos los requisitos de seguridad», señala el documento que firmaron el intendente; el secretario de Salud, Gustavo Blanco, y los empresarios Nicolás Dembicki y Ariel Gambini.

El viernes se presentará en Destino Arena el DJ suizo-chileno Luciano y se esperan cerca de 4.000 mil asistentes, mientras que la fiesta del sábado en Mute será encabezada por el trío británico Above and Beyond, y prevén la asistencia de unas 10.000 personas.

Entre los requisitos exigidos para estos dos eventos, según el texto al tuvo acceso Télam, figuran un puesto médico interno con tres profesionales y seis enfermeros con título universitario; botiquines e insumos que incluyan un desfibrilador, ambulancias (cinco para Mute y tres para Destino Arena) y 15 socorristas, además de contratar el servicio de guardia en Hospital Privado de Comunidad. Y en ninguno se podrá vender alcohol a partir de las 4.30.

Share This