El concejal Gabriel Bruera (FpV-PJ) afirmó este lunes que el intendente Julio Garro “quiere justificar su incapacidad de gobierno con campañas sucias”. Lo hizo al salir al cruce de la lectura que parte del periodismo hizo sobre un fallo del Tribunal de Cuentas de la Provincia que objetó gastos por $240 millones de la administración de su hermanoPablo Bruera.

“Lo que pide el Tribunal lo tiene Garro”, afirma el edil. Y explica que el Tribunal “aprobó la rendición” del año 2015 –el último de gestión de su hermano- pero que el actual jefe comunal “no quiso tratar”.

“No hay ningún faltante de 240 millones de pesos: lo que exige el Tribunal de Cuentas por expediente 4061 /2015 foja 1579 al intendente Garro son expedientes sobre el último año de la gestión anterior, pero que la actual gestión no envía al Tribunal”, detalla Bruera.

Sin embargo –continúa la explicación el hermano del exjefe comunal-, por tratarse de la gestión anterior los cargos son contra funcionarios anteriores, pero una vez presentada esa documentación esos cargos se levantan automáticamente. En otras palabras, la irregularidad es de la actual gestión por no presentar los papeles que avalan los gastos del último año de la administración saliente, explican desde ese sector de la oposición. Por eso, denuncian “campaña sucia”.

Afirma Bruera, además, que este tipo de resoluciones “son muy habituales” en el Tribunal de Cuentas en los 135 municipios bonaerenses.

“El Honorable Tribunal de Cuentas nos dio la razón y aprobó la rendición de cuentas 2015 del último año de la gestión del intendente Pablo Bruera, que Garro se negó a tratar  el año pasado. Ahora algunos medios allegados al oficialismo intentan instalar una campaña de desprestigio con fines electorales, confunden la información tratando de tapar el desgobierno de la gestión de Garro. Intentan poner una cortina sobre lo que es un verdadero fraude y que se va a tratar este miércoles en el recinto del Concejo Deliberante sobre la rendición de cuentas 2016 del primer año de Garro”, arremete Gabriel Bruera.

En un comunicado enviado a este medio, el concejal concluye que se trata de una maniobra para callarlos y desviar la atención sobre el ejercicio 2016 que se discutirá en el recinto el miércoles próximo.

“Todos saben que entregamos un municipio mucho mejor que el que recibimos y pasado un año y medio de la actual gestión todos los índices gubernamentales cayeron drásticamente: cayó el empleo, la limpieza, el espacio público, la seguridad, la obra pública, la cultura, etc.”, se afirma en el comunicado.

Share This