Las descalificaciones desde el gobierno nacional hacia el movimiento de los derechos humanos no cesan. A las que vertió el secretario del área, Claudio Avruj, durante la jornada de conmemoración por el Día Nacional de la Memoria, se sumó ayer la palabra de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich: acusó a los “organismos kirchneristas” de “apropiarse” del 24 de marzo.

“Acá hubo una apropiación del 24 de marzo por parte de organismos de derechos humanos ligados al kirchnerismo”, opinó Bullrich. Fue la manera en que la ministra intentó justificar la ausencia de actos oficiales para conmemorar los 43 años que se cumplieron del inicio de la última dictadura.

En esa línea, Bullrich también le quitó peso a la asistencia multitudinaria que tuvo la movilización desde los alrededores del Congreso hasta la Plaza de Mayo, en donde tanto los organismos que integran el movimiento nacional de derechos humanos como el Encuentro Memoria Verdad y Justicia leyeron documentos en conmemoración de los 30 mil desaparecidos.

Según Bullrich, “hace ya varios años que los 24 no son una fecha para que cualquier persona vaya y marche. Porque hacen consignas a favor o en contra del Gobierno, tienen una mirada cerrada respecto de quiénes son los dueños” de la fecha. Y completó: “Objetivamente, si fuese algún miembro del Gobierno a la marcha, no la pasaría bien”. Según los organizadores, anteayer hubo más de 300 mil personas en las calles.

“Las cosas que han pasado hay que mirarlas de una manera distinta a la extrema politización”, propuso la ministra en línea con la lectura que propuso el presidente Mauricio Macri incluso desde antes de acceder a la Casa Rosada. La marcha por el Día Nacional de la Memoria “se ha convertido en una mirada de los derechos humanos absolutamente sesgada a una política contra nuestro Gobierno, en definitiva el 24 de marzo no es de lo que se está hablando, sino que se habla de nuestro Gobierno” por lo que “nuestra decisión es no ir”.

El mismo domingo, el secretario de Derechos Humanos había declarado que los organismos estaban “molestos” porque el Gobierno no los considera centrales “sino un actor más” en el área de los derechos humanos. “Durante el kirchnerismo, los organismos estaban en la centralidad de la agenda de derechos humanos y eran consultados de manera permanente; hoy no es así (…) Para nosotros son un actor más”, dijo.

En su justificación, Bullrich también trató de salvar a Macri, sobre quien remarcó que “dio su mensaje” alegórico a la fecha. La única mención del Presidente al 24 de marzo fue en relación con el anuncio de Estados Unidos de una nueva entrega de archivos desclasificados, medida que Macri se arrogó como un logro de Cambiemos, desconociendo la lucha que los organismos sostuvieron al reclamar la entrega de información desde hace al menos veinte años.

Fuente : Pagina12

Share This