«Tuvimos muchos problemas, muchos sinsabores, muchas pistas falsas y muchos intentos de desviar esta investigación desde el primer día porque en el camino que tuvimos que recorrer están aquellos que quieren que la Argentina siga siendo una tierra donde reina el narcotráfico», indicó.

La ministra formuló estas declaraciones esta tarde en una conferencia de prensa realizada en la localidad santafesina de Helvecia, donde fueron recapturados Cristian Lanatta y Víctor Schillaci .

En ese sentido, Bullrich destacó que el «compromiso» del gobierno nacional es que «el narcotráfico no maneje el poder, que el poder sea el poder de la democracia, el poder de la gente».

«Hay quienes quieren un narcoestado pero no lo van a lograr», sentenció.

«Las piedras que pusieron en el camino tienen que ver con que tenemos un enemigo que se infiltra en todos lados, que se mete, que nos quiere comprar. Y todos nosotros tenemos el compromiso de ir a fondo contra aquellos que quieren ser parte de la solución pero son parte del problema, están dentro del problema», afirmó.

La ministra destacó el apoyo de los ciudadanos que acercaron información y puso especial «énfasis» en el trabajo de la Policía Federal, Gendarmería Nacional, Policía de Seguridad Aeroportuaria, Prefectura Naval, Policía de Santa Fe y la Policía bonaerense ya que «estas fuerzas de seguridad hoy han tenido un éxito: que los tres prófugos vuelvan a la cárcel, de donde nunca tendrían que haber salido».

También recalcó que en la pesquisa «hubo un trabajo conjunto» entre la nación y las provincias de de Buenos Aires y Santa Fe: «Queremos destacar la idea de que aquí hemos trabajado en equipo, aquí hay un cambio.»

Consultada sobre si existió alguna diferencia con la policía santafesina el jueves cuando Gendarmería Nacional realizó un allanamiento en la localidad de San Carlos sin alertar de la situación a la fuerza local, Bullrich respondió que «no tuvo nada que ver con algún tipo de desconfianza».

«Nosotros trabajamos en conjunto con la policía de Santa Fe, especialmente con el Ministerio de Seguridad, desde el primer día. Lo que pasa es que nosotros teníamos una orden de un juez para realizar un allanamiento a pocos metros de donde se encontraban los prófugos y esa orden se la dio a una fuerza federal. Tampoco lo sabían las otras tres fuerzas federales», aclaró.

Sobre las «pistas falsas» que mencionó, la ministra indicó que están elaborando «un informe» sobre esas informaciones que creen «vienen de organizaciones criminales» y que lo van a dar a conocer cuando esté terminado pero no antes para no alertar a quienes «claramente están realizando un intento de demostrar que en Argentina reine el narcotráfico».

«Cuando lleguemos a la conclusión, todo aquel que fue cómplice, que nos intentó desviar, va a quedar afuera», respondió sobre la posibilidad de que las pistas falsas deriven en cambios en las cúpulas de las fuerzas y ratificó que va a haber «tolerancia cero» con los cómplices, la «corrupción» y «los amigos» del narcotráfico.

Por último, y sobre la versión de si había hablado en personas con el primer recapturado Martín Lanatta , la ministra explicó que «el único contacto» que tuvo con los tres detenidos fue cuando preguntaron y verificaron «por el estado de salud» de los mismos ya que «iban a tener un viaje en avión».

Share This