Cartoneros de nuestra ciudad volvieron a movilizarse hoy al Municipio para reclamar al intendente Julio Garro que avance en un “sistema de recolección inclusivo”, como vienen demandando desde el comienzo de su gestión. Hace unos meses, la Comuna se había comprometido en una reunión a avanzar en una prueba piloto de este sistema pero ese acuerdo nunca se concretó.

La protesta se dio en el marco de la presentación del Plan Estratégico 2030 que hizo hoy el jefe comunal y unos días después de que lograra que el Concejo le apruebe la “adenda” al contrato con la firma Esur, que implicará un desembolso de 800 millones de pesos de aquí a junio, medida criticada por bloques opositores en el Concejo y otros actores de la política local, inclusive algunos vinculados al oficialismo.

Los cartoneros aseguran que no los “dejan trabajar”, que les quitan sus carros y quieren sacarlos de la ciudad en lugar de incorporarlos al sistema de recolección, reconociendo su trabajo como recicladores, única forma de ingresar algo de dinero para subsistir con sus familias.

La protesta, que incluyó el corte de calle 12 entre 50 y 54, alteró completamente el tránsito en el microcentro y ofreció una escena atípica frente a la plaza central de la capital bonaerense. Decenas de caballos amarrados a sus carros, comiendo sobre calle 12 o sobre los jardines de la municipalidad, familias –niños incluídos– ubicadas a la sombra de las arboledas que circundan el edificio comunal y un gacebo con cocina humeante y música del Indio Solari.

Share This