Con todas las fichas puestas en lograr el aval legislativo a su encuadramiento entre los usuarios “residenciales”, para mitigar el impacto de los inminentes aumentos en la boleta de la luz, los clubes de la región permanecen en estado de “alerta y supervivencia”.

Así lo advirtió la Federación de Instituciones Culturales y Deportivas platense, que observa con preocupación la “caída” del recurso de amparo que mantenía suspendida ante la Justiciala aplicación del nuevo cuadro tarifario de Edelap, que prevé subas del orden del 140 por ciento.

“La verdad, no paramos de buscar alternativas para sortear las dificultades económicas que enfrentamos desde hace tiempo y se agravaron notoriamente con los últimos aumentos de servicios” explica Alberto Alba, titular de la Federación: “tenemos prevista para mañana” -por hoy- “una reunión con autoridades de la Cámara de Senadores bonaerense, con el compromiso de que en la próxima sesión del cuerpo se vote la adhesión de la Provincia a la ley nacional 27.218”.

Esa norma, sancionada a fines del año pasado, establece un “régimen tarifario específico para entidades de bien público”, entendidas como “personas jurídicas que no persiguen fines de lucro y tienen por principal objeto el bien común”. E impone como tope para la facturación de los diferentes servicios “la tarifa máxima prevista para los usuarios residenciales”.

“Los clubes y otras entidades pasarían a pagar la tarifa ‘R1’, en vez de las actuales” precisa Alba: “para darse una idea, actualmente un club de barrio es considerado a la hora de facturarle de la misma manera que un supermercado, y es imposible que den los números”.

Share This