El comienzo de la tercera semana de debate en torno al proyecto de legalización del aborto en el plenario de comisiones del Senado estuvo envuelto en una polémica ya que los senadores María Fiore Viñuales (Partido Renovador) y Guillermo Snopek (PJ) presentaron un pedido en la Cámara alta para que el ministro de Salud Adolfo Rubinstein no expusiera su postura a favor de la propuesta.

A pesar de este pedido de Fiore Viñuales y Snopek, el funcionario fue quien abrió la jornada de exposiciones en el Salón de las Provincias del Senado.

En la previa de la discusión, los legisladores entregaron la impugnación al presidente de la Comisión de Salud, Mario Fiad (UCR), a quien le pidieron que “impida la intervención como orador” del funcionario nacional, que está a favor del proyecto que ya cuenta con la aprobación de la Cámara de Diputados.

La salteña y el jujeño, ambos en contra de la iniciativa, consideraron que Rubinstein no debe participar del plenario de comisiones para evitar “posibles influencias que el Poder Ejecutivo pueda pretender realizar en la toma de decisión de los legisladores”.

En la presentación, los senadores criticaron “la participación activa” del titular de la cartera de Salud en la campaña a favor de la legalización del aborto. Según entendieron, esa actitud “afecta claramente los principios de poderes del Estado”.

Share This