Fernando Ponce, presidente del Concejo Deliberante platense, salió a pedir disculpas tras el escándalo que se generó por un fuerte cruce en la sesión de ayer, en la que la edil opositora Victoria Tolosa Paz terminó llorando y que en las últimas horas rechazó el pedido de disculpas por considerarlas «falsas».

A través de un comunicado, y a partir del repudio que se generó a través de las redes sociales, Ponce tuvo que salir a aclarar la situación.

VEA TAMBIÉN.- El titular del Concejo hizo llorar a edil del PJ y lo denuncian por violencia de género

«Quiero disculparme públicamente con la concejal Victoria Tolosa Paz», empezó diciendo, y agregó: «Me exacerbé al debatir en el recinto del Concejo Deliberante y emití una respuesta desafortunada. Mis dichos resultaron fuera de lugar y le pido perdón». Luego sostuvo que «asumir los errores también es demostrar que somos distintos a la hora de hacer política, y que vinimos a cambiar la realidad sin comportamientos  iluminados y sobre todo sin soberbia».

Por último sostuvo que «vamos a seguir demostrando que se puede gobernar dejando de lado las diferencias, promoviendo la equidad de género y defendiendo la pluralidad de voces». Cabe recordar que Tolosa Paz, luego de contestarle, rompió en llanto en pleno recinto y anunció más tarde que se presentará en la Justicia para denunciarlo por “maltrato” y “violencia de género”.

Como respuesta, Tolosa Paz envió un comunicado en el que expresa: «Ratifico la respuesta que expresé en la sesión del miércoles y de ningún modo acepto las falsas ‘disculpas’ del titular del cuerpo. Asimismo ratifico que iniciaré una demanda penal por violencia contra la mujer –Ley 26.485-, una presentación en el Consejo Provincial de las Mujeres y una denuncia en el INADI por discriminación y maltrato». La edil insistió en que «el pedido de ‘disculpas’ no es tal en tanto que plantea  que ‘vinimos a cambiar la realidad sin comportamientos iluminados y sin soberbia’. Comportamiento -iluminado o no-  es justamente lo que le faltó a la máxima autoridad del cuerpo legislativo, quien vuelve a expresar así una preocupante soberbia y una absoluta falta de respeto».

Share This