Un subcomisario platense fue detenido ayer y desafectado de la fuerza, acusado de dispararle a
su mujer -también policía-y simular un intento de suicidio, informaron fuentes oficiales. Esto
pasó el 22 de abril y la víctima permanece internada en estado gravísimo, confirmaron fuentes
oficiales.

El hecho ocurrió en una vivienda de 461 entre 20 y 21, de City Bell, cuando el subcomisario
Alejandro Alberto Herrera (44) llamó a los servicios de emergencia para pedir ayuda porque su
mujer, una oficial identificada como Gabriela Natalia Kenyeres, “se había descerrajado un
disparo en la cabeza con su pistola reglamentaria”. Eso dijo en aquel momento y eso fue lo que
trascendió de distintos voceros, aunque a la fiscal Cecilia Corfield la escena y circunstancias del
hecho le hicieron dudar de la hipótesis de una tentativa de suicidio.

La mujer sobrevivió a aquel tiro que le atravesó la cabeza, con orificio de entrada y de salida,
desde la sien izquierda hacia la derecha. “El problema es que ella es diestra en el manejo del
arma”, apuntó un investigador.
Kenyeres, que hasta ese día prestó servicios en la comisaría Decimotercera de Gonnet, fue
encontrada tirada en el suelo de su casa, con signos vitales, y trasladada de urgencia al hospital
San Roque de la misma localidad.
Su estado es crítico y el pronóstico, nada alentador. Sin embargo sus familiares confían en que
pueda recuperarse.

Gabriela es mamá de dos niños pequeños, cuya tenencia había perdido en los últimos meses por
“presentaciones que hicieron los padres de los chicos aludiendo a ‘situaciones de violencia
familiar’ hacia los menores y su madre” por parte de la pareja actual de la mujer, informaron
allegados a ella.

Fuente Diario El Dia

Share This