En medio de la creciente crisis económica que golpea tanto a nivel nacional como en la Provincia, la empresa prestadora de servicios de agua en el Gran Buenos Aires va contra la medida anunciada por el presidente de la Nación, Mauricio Macri y no congelará sus tarifas.

Desde la compañía, en defensa de la actualización de la tarifaria, argumentaron: “Servirá para cubrir el incremento del costo de vida interanual”. Cabe recordar, que en enero de este año, Aysa ya había realizado un aumento del 17 por ciento.

La medida  afectará a millones de hogares en la provincia y pretende equiparar la tasa inflacionaria del 2019, mientras que el año pasado la suba anual  alcanzó el 26 por ciento.

Además, a partir del próximo mes, los usuarios ya no podrán pagar las facturas en formato bimestral, sino que ahora serán mensualizados todos los pagos de los 26 distritos del Conurbano en que interviene la empresa y Ciudad de Buenos Aires.

 

Share This