La Escuela n° 25 de Berisso está al borde del remate ya que el inmueble mantiene una deuda de 800 mil pesos con ARBA. Las irregularidades se remontan a 1996, cuando una vecina del barrio La Franja cedió el terreno donde luego se construyó la escuela. Temen que los alumnos se queden sin el espacio donde estudian.

Nunca se hizo la escrituración y ARBA me hace intimaciones de esa parcela por una deuda que llega a 800 mil pesos, incluso se habló de rematar las tierras; en el Consejo Escolar me dicen que están en el tema, pero a mí me embargaron la cuenta del banco”, contó la vecina que cedió el inmueble al diario El Día. Sin embargo, desde la Dirección de Escuelas descartaron que el establecimiento vaya a rematarse y consignaron que todo está en vías de solucionarse.

“Hace unos 20 días me llegó la intimación de remate del bien que está embargado, pedí la desvinculación, sé que la gente de ARBA hizo todo lo posible, me contesta que saben que hay una escuela, pero me aclararon que como la titularidad es mía, es a mí a quien le tienen que reclamar, aunque yo con todo esto estoy indigente”, apuntó la mujer.

Share This