factura-gas
En los hogares de la Región, la libreta de gastos tendrá un par de anotaciones extra sobre su página de octubre: vuelven las boletas del gas, y lo hacen con cupones para pagarlas en sendos parciales.

El desdoblamiento responde a las consecuencias de los diferentes fallos judiciales que moderaron, suspendieron y finalmente autorizaron pero con reservas -estableciendo condiciones y topes porcentuales- las subas que dispuso el gobierno nacional para el precio del gas.

Eso se tradujo en varios escenarios simultáneos; hubo quienes recibieron facturas con fortísimos aumentos y las pagaron, y otros usuarios -la mayoría- que ni siquiera pudieron evaluar esa alternativa porque no le llegaron a sus casas ni aparecieron en plataformas de pago por Internet.

La distribución de boletas había quedado en suspenso por las presentaciones judiciales contra el ajuste tarifario de diferentes particulares y entidades de defensa de los consumidores, que obtuvieron medidas cautelares y terminaron con la Corte Suprema supeditando toda suba -para la categoría de clientes residenciales- a la realización de una audiencia pública.

Ese encuentro -que es no vinculante- se concretó y a partir de entonces las concesionarias quedaron habilitadas para aplicar los nuevos valores. Restaba resolver entonces la manera de refacturar los períodos que no fueron cobrados por las prestadoras o que fueron pagados con un aumento mayor a los topes ahora fijados por la Justicia

Share This