Es que según indican los frentistas, a la persistente baja tensión y a los prolongados cortes de luz que se producen en el invierno y verano, ahora se ha sumado una nueva complicación que mantiene en vilo a los dueños de casa: los “microcortes”.

Esta expresión, que ha sido acuñada por los propios vecinos, se refiere a las interrupciones e inmediatas reposiciones del servicio eléctrico a los hogares de la zona. Se trata de una intermitencia que deja a la casas sin luz por unos pocos minutos.

Es justamente esta alternancia en el flujo de corriente lo que preocupa a los vecinos, ya que según sostienen “no hay artefacto eléctrico que pueda soportar estas idas y vueltas”.

Así, muchos de ellos permanecen atentos durante todo el día a los cortes de luz, siempre preparados para desenchufar a tiempo las heladeras, televisores y demás enseres.

Además de la molestia que genera estar desconectando y reconectando todo, los vecinos temen por la vida útil de sus electrodomésticos y por la posibilidad de que la descomposición de alguno pueda originar un incendio.

Según expresó un frentista de Tolosa, sólo en la jornada de ayer sábado, la luz se cortó más de diez veces. También Miguel Ángel y Alberto de Gonnet contaron que sufrieron 5 cortes de más o menos 5 minutos cada uno. “¡No damos más!”, se lamentó uno de ellos.

En tanto, Mirtha de Ringuelet reveló a este diario que debido a esta problemática “es ley en su casa que cada vez que queda la casa sola se deben desenchufar todos los aparatos”. También expresó su descontento por el problema ya que “es mucho lo que se paga todos los meses para tener un servicio tan deficiente”.

En este marco, los vecinos reclamaron a la empresa EDELAP que haga pública una nota en la que explique qué está sucediendo y por cuánto tiempo más se va a prolonga este desperfecto.

Share This