Los centros de salud públicos de la Ciudad no salen de apuros por las deficiencias de infraestructura. Ahora donde la pasaron mal fue en el Hospital de Niños Sor María Ludovica, donde esta madrugada, durante el diluvio que se descargó sobre la región, las filtraciones en los techos pusieron a todos a las corridas en distintas salas por la cantidad de agua que se colaba hacia el interior.

Así lo denunciaron padres de chicos internados en el centro asistencial de calle 14 y 65, quienes comentaron que en lo peor del temporal los trabajadores del edificio intentaban contener con baldes y palanganas el agua que caía del techo. Por caso, una madre describió como “un desastre lo que estamos pasando en este momento en la sala 8 del Hospital de Niños” en un video que circula por estas horas en las redes sociales.

Esta mañana el autoridades de la cartera de Salud provincial recorrieron el hospital, realizaron un relevamiento de los daños producidos por el temporal y comenzaron con las trabajos de reparación.

El funcionario explicó que fue en el servicio de Traumatología donde fue necesario cambiar de lugar a dos pacientes que permanecían internados. “Llovía muy fuerte y en ese espacio el agua entró a través del marco de los cerramientos, a pesar de que las ventanas estaban selladas”, sostuvo y agregó que ahora se avanzará en los trabajos para impermeabilizar los espacios afectados.

También en el servicio de Neumofisiología se filtró aguas por las lozas. “A los pacientes no los afectó. Fue en el pasillo que da frente al oficce de Enfermería”, se detalló.

Ravecca sostuvo que arquitectos de la dirección de Infraestructura -que depende de la cartera de Salud- ya recorrieron los distintos sectores para encarar un relevamiento y enfatizó que los trabajos de impermebilización y arreglo de los desagües están en marcha. “Los inconvenientes fueron sobre todo en los desagües, estructuralmente el hospital está funcionando perfectamente”, insistió.

Por otra parte, el funcionario también recorrió las instalaciones del Hospital Gutiérrez, donde debido al temporal se produjeron algunas filtraciones que afectaron al área de Neonatología. No obstante, aclaró que en ese caso no fue necesario trasladar pacientes y que el servicio funciona con normalidad. Y anticipó que “en la semana se va a contratar una empresa para repararlo”.

Share This