alcohol

La Dirección de Control Urbano municipal impulsa profundizar las restricciones a la venta de alcohol de kioscos, almacenes y polirrubros que funcionan las 24 horas, y estipula penas de hasta 150 mil pesos a los incumplimientos, estableciendo la quita de la habilitación de los locales a la segunda clausura.

Se trata de un proyecto de ordenanza que el jueves pasado fue tratado en la comisión de Legislación del Concejo Deliberante local y que apunta a que aquellos comercios de la Ciudad que vendan bebidas alcohólicas para ser consumidas fuera del establecimiento deberán cerrar a las 22. Pero, además, la iniciativa establece que su incumplimiento será sancionado con una multa de 150 mil pesos, con “apercibimiento de clausura definitiva”.

El proyecto fue presentado por el director de Control Urbano, Gustavo Luzardo, frente a “los reiterados incumplimientos de algunos comercios respecto de los horarios permitidos para la venta de alcohol y el expendio a los menores de edad”.

Desde el Concejo Deliberante explicaron que el proyecto ya tuvo dictamen de la comisión de Legislación y que ya ingresó al sumario de sesiones, por lo que podría ser sancionado en las próximas semanas.

Share This