La Justicia avanza sobre los responsables del accidente ocurrido este domingo en las calles de Villa Ballester. La fiscal de San Martín, Ana de Leo, imputó a los dos efectivos que se encontraban en el patrullero que embistió y le quitó la vida a Luciano Alt, un niño de 6 años que celebraba su cumpleaños en su barrio.
Al efectivo Jonatan David Godoy, quien conducía el móvil, se lo imputó por “homicidio culposo”. En tanto, a su acompañante, el teniente Juan Mateo Quintana, se lo acusa por “incumplimiento de los deberes de funcionario público”, por no haber avisado al comando para denunciar el delito de su compañero, luego del accidente.
La tragedia ocurrió en la esquina de las calles Agustín Álvarez y Mendoza, cuando el menor observaba una murga desde la vereda de su casa. Luciano fue trasladado al hospital Belgrano, en San Martín, pero no logró sobrevivir al impacto.
Share This