03

«Actuamos conforme a derecho y a la buena fe. Lo que sucedió lamentablemente y se expresó en la Cámara, es que la oposición transfirió al seno del debate un problema que no tienen resuelto entre el y la y nos llevaron a todos a una discusión», aseveró el diputado en declaraciones a radio Latina.

«Lo que debería haber sido una sesión absolutamente normal, por problemas internos lo convirtieron en un escándalo parlamentario», aseveró Domínguez, quien precisó que fue el diputado del PRO, Federico Pinedo, quien expresó que «iban a reclamar el tercer auditor, cosa que la UCR también reclama para sí».

En el marco de una sesión especial, Álvarez y Forlón juraron ayer en Diputados para representar al Frente parta la Victoria luego de una áspera polémica entre el oficialismo y la oposición que consideró que no podían votarse esos nombramientos.

El juramento se realizó en medio de un fuerte griterío de los opositores, quienes disparaban duros conceptos contra los legisladores y nuevos auditores, mientras que desde el oficialismo respondían con otros gritos a los radicales, macristas y massistas.

Domíguez defendió todo el procedimiento previo a la jura y aseveró que «el quórum estuvo siempre presente, de hecho cuando se producen los juramentos, los diputados estaban adentro del recinto, incluso algunos de la oposición levantados, diciendo barbaridades y palabras impropias a una institución de la República como es la Cámara de Diputados».

«Lo que debía ser un acto normal, la oposición por disidencias internas lo convirtió en un escándalo. Nosotros cumplimos con lo que dice la ley y el derecho. Estamos cumpliendo con la doctrina de la Cámara de Diputados de la Nación», concluyó.

Share This