Luego de que Berisso firmara con el gobierno provincial la unificación de su Policía Local con la Bonaerense, desde el entorno del intendente, Julio Garro, salieron ayer a confirmar la permanencia de la fuerza comunal en nuestra ciudad.

Se trata de la policía creada durante el gobierno de Daniel Scioli, dependiente del ministerio de Seguridad provincial pero coordinada por los intendentes y que en La Plata está integrada por 700 uniformados. En los últimos tiempos, la utilidad y funcionamiento de estas fuerzas en general fueron cuestionados por el gobierno de María Eugenia Vidal, entre otras razones por su escasa capacitación y articulación.

Sin embargo, ayer, el secretario de Justicia y Seguridad de la Comuna platense, Darío Ganduglia, ratificó que, a diferencia del distrito vecino conducido por Jorge Nedela, nuestra ciudad continuará funcionando con los uniformados celestes.

“A nosotros nos sirve la Policía Local, y tenemos una muy buena evaluación de su participación en las pruebas piloto del sistema de policiamiento del que participó la Ciudad en varios barrios”, dijo a EL DÍA el funcionario.

Se refirió a la participación de nuestra ciudad en un programa internacional que entre otras cuestiones se abocó al estudio en profundidad del delito en siete zonas “calientes” de la Ciudad, cuatro en el casco y tres en las localidades.

Abogó también esta idea el secretario de Coordinación municipal, Oscar Negrelli, quien afirmó que la fuerza comunal es “una herramienta que nos permite desarrollar algunas políticas de seguridad que de otra manera perderíamos, como el narcomenudeo en la zona roja, caso en el que en la mayoría de los operativos interviene la fuerza local”.

Share This