La Municipalidad de La Plata informó que “mantiene activo un operativo de todas las áreas operativas para trabajar frente las inestables condiciones climáticas en la ciudad”.

“En períodos muy cortos de tiempo, se registraron precipitaciones que variaron entre 20, 45, y 50 milímetros según la zona. Dichos promedios de precipitación alta en lapsos de pocos minutos, saturaron la capacidad de los conductos en algunos sectores, lo que no permitía el ingreso de agua para el escurrimiento y producía que corran aguas abajo mostrando gran presencia en las calles.

Una vez que paró de llover el sistema del Casco Urbano en media hora se vació.
Hubo lugares puntuales de anegamiento producto de que es época de otoño con caída de hojas, por lo cual el agua arrastró muchas hojas y tapó varias bocas de tormenta. Ese fue el principal problema. En general, las 3500 bocas de tormenta que tenemos en todo el Casco Urbano funcionaron. Hubo un ingreso de 20 reclamos del SUAV, y después se hizo una intervención con dos camiones desobstructores recorriendo en forma preventiva.

El comportamiento en la zona periférica es distinto. Se registraron dificultades en sectores de calles de tierra, calles con carpeta asfáltica, donde el agua escurre y drena por zanjas con distintos caños de diversos diámetros y calidades, lo que hace que – cuando están las napas o el suelo saturado – el drenaje sea mucho más lento.

“En la jornada de ayer, a partir del aviso de la Dirección de Hidrometeorología que estableció el Nivel de Atención del Riesgo ‘Amarillo’, se dieron los avisos de posibles tormentas con ocasional caída de granizo y algunas ráfagas de viento que terminaron sucediendo alrededor de las 16 horas cuando comenzamos con precipitaciones.

Tuvimos un lapso de 10-15 minutos con una precipitación muy intensa. Llovió una tasa de 120-135 milímetros/hora, el cual nos dejó alrededor de 38 milímetros en solo 10-15 minutos, lo que significa mucha precipitación en un período muy corto de tiempo, alcanzando acumulados en la jornada de ayer que fueron de 55 milímetros.

Previo a eso, se determinó el nivel de Atención del Riesgo ‘Amarillo’, se trabajó en la parte preventiva y posteriormente comenzaron las tareas de respuesta, brindando asistencia en algunos anegamientos puntuales que tuvimos distribuidos en la ciudad.

En una lluvia que nos deja este saldo, es normal que sucedan anegamientos, pero los drenajes hídricos funcionaron, el agua escurrió rápidamente y se trabajó automáticamente para hacer los cortes pertinentes de las calles y que el tránsito de los vehículos no genere el ingreso de agua en las viviendas. Sabemos que es complejo porque es una ciudad con dimensiones muy grandes, pero en los lugares principales se pudo dar respuesta casi de inmediato.

Share This