La lluvia desatada esta mañana causó trastornos en los barrios de la Periferia de La Plata donde vecinos debían lidiar con calles anegadas o repletas de agua.

Por caso, en 201 y 47, el Lisandro Olmos, luego de algunas horas de lluvia el agua empezó a correr sobre la calzada y complicó el paso de vehículos y transeúntes.

“Hace 18 años que reclamo una solución, pero como se puede ver no la consigue. Mientras tanto hoy el líquido corre a lo largo de dos cuadras. Ya no sé cómo reclamar. Acerqué mi reclamo al intendente cuando vino a Olmos”, sostuvo Sara Montiel, una frentista afectada por este panorama.

Por otra parte, desde 27 y 528 una vecina que se identificó como Tereza Martínez se quejó de la acumulación de agua en la calle y acusó que el problema se debe a que el pavimento realizado el año pasado quedó desnivelado.

“Teníamos un pavimento parejo que hicimos a pulmón con plata de los vecinos pero que con el tiempo quedó arruinado y poblado de baches. Por esto el año pasado la Municipalidad hizo una obra de repavimentación, pero el problema es que la calle quedó desnivelada y cada vez que llueve, como hoy, se junta mucha agua”, comentó Martínez.

Cerca de las 19 horas, el Municipio informó que las lluvias seguirán con mejoras temporarias y daba cese al nivel de atención del riesgo amarillo.

Share This