El Consejo Superior de la Universidad Nacional de La Plata aprobó por unanimidad esta mañana realizar una auditoría académica y financiera a la Facultad de Ciencias Médicas. También exigió implementar una segunda instancia recuperatoria para los alumnos que reprobaron los exámenes correspondientes a las materias del primer año de la carrera.

Según explicaron desde el Rectorado, las auditorías tendrán como objetivo, por un lado, garantizar que Medicina cumpla con la carga horaria de dictado de clases establecida en su plan de estudios.

Por otro lado, en el plano financiero, se buscará verificar el estado de ejecución presupuestaria y el destino de los fondos, frente a la decisión de las autoridades de limitar las cursadas, invocando una supuesta “falta de presupuesto”.

Respecto a la exigencia de implementar un nuevo recuperatorio, el Consejo Superior dispuso además que la UNLP designará un cuerpo de veedores encargados de garantizar el normal desarrollo de las evaluaciones y supervisar la corrección de los exámenes.

Estas resoluciones del Consejo Superior se inscriben en el marco de una serie de reclamos impulsados por la comunidad estudiantil junto a un sector del profesorado, quienes denunciaron la implementación de un sistema de cursadas y evaluación “arbitrario” y tendiente a restringir el ingreso a la Universidad de modo antiestatutario.

Share This