Las ventas de los supermercados, que dan una idea del pulso del bolsillo de la clase trabajadora, mostraron en mayo una caída en términos reales del 13,5 por ciento en relación al mismo período del año pasado, el segundo peor desempeño de este indicador en la gestión de Mauricio Macri, detrás del -14,5 por ciento de marzo.

 

 

Share This