Un cartel, adherido a la puerta de un local de ropa para mujeres hasta ayer, provocó polémica y
hasta bronca entre el público masculino, que se sintió “discriminado”.
La curiosa leyenda fue colocada en el acceso a un comercio de indumentaria femenina de la calle
58 entre 8 y 9 y advertía: “El local se reserva el derecho de admisión y la entrada es exclusiva
para mujeres por seguridad”.

Esa restricción de género provocó, sobre todo en las redes sociales, donde no tardó en
viralizarse la advertencia, la reacción de hombres y mujeres que entendieron que se le prohibía
la entrada al público masculino en un espacio comercial y consideraron el hecho como “una
discriminación hacia los varones”.
El cartel estuvo colgado en la puerta del local en las últimas semanas. Y justo en esta época de
constantes reivindicaciones femeninas algunos sectores adhirieron a la iniciativa mientras que
otros se mostraron reactivos.

Según señaló una empleada del local a quien consultó este diario, el cartel estuvo colocado hasta
ayer y tras el revuelo que causó fue retirado. En la tarde de la víspera ya no estaba.
Según se explicó, en los últimos días se habían registrado en el local dos robos, uno con el
comercio vacío y otro ya con mayor riesgo porque se produjo cuando estaban presentes las dos
jóvenes empleadas.
“Con las Fiestas fue mucha la gente que entraba y para mayor seguridad se decidió que no
ingresen los varones”, se señaló.

Con las aguas divididas, una de las opiniones que se manifestaron en las redes hizo hincapié en
el hecho de que como se trata de un negocio de vestimenta femenina no era necesario que
entraran al local los hombres.
La otra postura cuestionó el freno que dejó a algunos varones que acompañaban en las compras
a mujeres del lado de afuera del negocio. ¿Y si uno quiere hacer un regalo no puede entrar a
comprarlo?”, se planteó más como un reproche a la medida que como un interrogante.

Fuente: Diario El Dia.

Share This