Amigos, compañeros, familiares y ciudadanía en general marcharon por las calles céntricas de la Ciudad de Mendoza en repudio al doble crimen de las jóvenes María José Coni y Marina Menegazzo cometido en el balneario ecuatoriano de Montañita.

La concentración que reunió a miles de manifestantes, en su mayoría jóvenes, se realizó a las 19 en la calles Catamarca y San Juan, frente a la sede central de la Universidad del Aconcagua, a la que asistía una de las chicas asesinada.

Allí bajo el lema “Justicia por Marina y Majo” y con velas encendidas en sus manos y pancartas que rezaban “Ni una menos” y “Verdad y Justicia”, entre otras, los manifestantes recorrieron las principales calles del microcentro mendocino, aplaudidos por los transeúntes y acompañados por las bocinas de los coches.

“Yo sé que esto va a llegar a las últimas consecuencias” indicó a la prensa Jorge Coni, el padre de María José y resaltó “que hay que dejar que los peritos que son profesionales de Gendarmería y Policía Federal, que son los mejores de Sudamérica, descubran” que sucedió.

Además agradeció al presidente de ecuatoriano, Rafael Correa, por haber dejado que esta misión humanitaria de los peritos argentinos entre a su país y resaltó también la predisposición de Luis Juez, quien se reunió ayer con las familias y adelantó su asunción como embajador en Ecuador para ocuparse de las gestiones diplomáticas vinculadas al doble crimen.

Sobre la gran convocatoria a la marcha, Jorge Coni dijo: “esto es Mendoza, es gente como mi hija y como Marina”.

Visiblemente conmocionado resaltó que “estas dos niñas ya no van a volver con nosotros pero por lo menos miles de otros chicos de Mendoza ya no van a ir a Montañita”.

“Esta es una lucha que recién empieza” expresó el hombre y luego indicó que “su hija y Marina no se arrimarían a esos tipos (por los dos detenidos ecuatorianos) ni a doscientos kilómetros de distancia, al tiempo que resaltó que hay que esperar que la Justicia nuestra (por la Argentina), y no la ecuatoriana, de la que la familia desconfia, actúe».

En tanto la hermana de Marina, Paula Menegazzo, quien también se encontraba entre los manifestantes indicó que le “emociona ver tanta gente, son momentos muy difíciles».

«Uno se imaginaba que esto nunca nos iba a pasar a nosotros, y estar acá y ver la cara de mi hermana (en las pancartas) es algo muy fuerte”, concluyó emocionada.

Share This