Bajo la consigna de “Ni una Menos” y, además con un texto que la joven “publicó en su cuenta de Facebook hace sólo un mes”, sus amigos volvieron a demostrar que no dejan de pensar en ella y que quieren usar este caso como bandera para reclamar justicia.

Según reveló a EL DIA una chica que estaba -junto a muchos otros- observando el trabajo en esa pared, “será una carta a la vida”.

Todos tuvieron palabras elogiosas hacia Emma, a quien, indicaron, “la conocimos de tenerla como ayudante en la cátedra de Biología”.

Por este caso, hay otra joven que resultó herida y que se repone de sus padecimientos físicos y psicológicos en el hospital Cestino de Ensenada.

Precisamente, en declaraciones a la prensa, Horacio, el padre de Emma, confirmó que se estaría muy cerca del alta médica, más allá de que seguirá necesitando del apoyo y el cariño de sus familiares y seres queridos.

Ayer la fiscal que tiene a su cargo la causa, Virginia Bravo, le volvió a tomar declaración en ese centro asistencial y de sus palabras se confirmó la hipótesis principal que persigue la investigación: que el autor de la salvaje agresión no sería otro que Ariel Osvaldo Andrés Báez (23).

Share This