Las oficinas de Edelap siguen recibiendo usuarios que se quejan por las abultadas facturas del servicio eléctrico que les llegan tanto a los hogares como a los comercios. Y hoy no fue la excepción. En la puerta de la prestadora del servicio, fueron varios los vecinos que reclamaron a la empresa por las abultadas facturas que recibieron, producto del último incremento aplicado.

En tanto que ayer, mientras la Ciudad buscaba reponerse de un amplio apagón que la dejó “en pausa” durante quince minutos, manifestantes nucleados en la Red Multicultural de La Plata realizaron una convocatoria frente a las oficinas platenses de Edelap, en diagonal 80, 5 y 48, para manifestar su descontento con los aumentos de la tarifa de luz.

La consigna de la protesta fue “las boletas nos hacen boleta”, que podía leerse en los carteles que llevaban algunos de los manifestantes. Se trataba de integrantes de espacios culturales y clubes de barrio, acompañados por artistas independientes y diversos actores artísticos.

Durante la protesta, los referentes de los espacios “populares y artísticos” denunciaron que las subas de tarifas “ponen en riesgo” la supervivencia de numerosos espacios culturales de la ciudad.

Repartieron volantes, realizaron una radio abierta y pintaron pancartas frente a las oficinas de la empresa de energía eléctrica.

“Elegimos la consigna ‘las boletas nos hacen boleta’ porque los tarifazos complican muchísimo la supervivencia de los espacios culturales, que son parte fundamental de la identidad platense”, explicó uno de los referentes de la Red Multicultural, que está integrada por unas tres decenas de espacios culturales.

Anteayer distintas organizaciones y movimientos sociales se habían movilizado en el centro platense para rechazar el tarifazo de los servicios públicos de luz, gas y agua.

Share This