Ocho guardias del Servicio Penitenciario bonaerense y siete presos sufrieron heridas cuando un grupo de reclusos se negó a una requisa en la cárcel de Melchor Romero, en La Plata, informó una fuente policial.

El hecho ocurrió el miércoles al mediodía en la Unidad Penitenciaria 45 ubicada en la calle 520 y 176 de la capital provincial, cuando un grupo de guardias se disponía a hacer una requisa de control y un grupo de presos del pabellón Nº 8 se negó, enfrentando al personal penitenciario, explicaron.

Según trascendió, el primer oficial que ingresó al calabozo fue Maximiliano Ríos, el jefe de requisa. Detallaron los informantes que lo habría acompañado su segundo y otros seis guardicárceles, quienes “terminaron con lesiones contuso-cortantes, especialmente Ríos, que sufrió un fuerte traumatismo craneal”.

A los penitenciarios los derivaron de inmediato al Hospital Italiano aunque el jefe de requisa permanecería internado para un seguimiento médico más intensivo mientras que a los presos, una vez asistidos por los médicos de la Unidad, se ordenó su traslado a otros establecimientos carcelarios.

La causa quedó caratulado como “resistencia a la autoridad y lesiones”, con intervención de la fiscalía penal Nº 3, a cargo de Marcelo Martini, por la secretaría de Leandro Rubio y el juzgado de garantías Nº 2 de César Melazo.

Share This