Racing Club sufrió hoy ante Tigre con el empate 1 a 1 en Victoria, pero le valió la consagración
en la Superliga, a falta de una jornada en la lucha reñida que mantuvo con Defensa y Justicia, su
rival en la última fecha.

El volante Augusto Solari marcó el gol para el nuevo campeón del fútbol argentino, mientras
que Lucas Rodríguez, de tiro libre, igualó para el local en el cuarto minuto de tiempo agregado.

El encuentro no resultaba sencillo para Racing porque Tigre se juega la permanencia en la
primera división y había mejorado no solamente su juego sino los resultados desde la llegada
del DT Néstor Gorosito: sumó 13 de los 15 puntos anteriores en juego.
Sin embargo, la «Academia» controló a Tigre, que apostó al contraataque, y generó las
situaciones más peligrosas de un primer tiempo que por momentos fue muy disputado.

Tigre juntó las líneas para el segundo tiempo y mejoró su producción. El equipo de Gorosito,
necesitado de puntos, fue más punzante y puso en aprietos a Racing en los primeros instantes,
donde Gabriel Arias transmitió seguridad máxima desde el arco.
Racing, que ganó el noveno campeonato en la etapa del profesionalismo, salió del aprieto que le
propuso Tigre con más participación de Lisandro López, su emblema, en conexión con Zaracho,
Fernández y Solari.

Fuente Diario El Dia

Share This