avions

Al menos 12 jihadistas del Estado Islámico murieron en los primeros bombardeos de la aviación rusa en la provincia de Raqa, principal feudo de la organización extremista. También hubo ataques en Alepo (norte), Idleb (noroeste) y Hama (centro). En tanto, el mandatario Vladimir Putin acordó con su par francés, François Hollande, salvaguardar la seguridad de los civiles y atenerse a los acuerdos de Ginebra.

Es la primera vez que la aviación rusa afirma haber atacado al EI en Raqa. Según el comunicado del ministerio ruso, los bombarderos tácticos Sujoi 34 golpearon sobre todo «un puesto de mando camuflado en Kasrat Faraj», al sudoeste de la ciudad de Raqa. También bombardearon un «campo de entrenamiento» del grupo cerca del pueblo de Maadan Jadid, a 70 km más al este.

«Los ataques rusos alcanzaron el jueves por la noche los suburbios del oeste de la ciudad de Raqa y la región donde se encuentra el aeropuerto militar de Tabqa, más al sudoeste, matando a por lo menos 12 yihadistas», afirmó a la AFP Rami Abdel Rahman, director del Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

Share This