Los datos de la inflación del primer mes del año fueron muy diferentes a los que esperaban el
Gobierno y el Banco Central. El porcentaje de suba de precios, según las consultoras, fue por la
evolución de la inflación en los ajustes de tarifas que tuvieron lugar en febrero. Electricidad,
combustibles, transporte, prepagas y, entre los alimentos, los cortes de carne tuvieron un
incremento solo en el segundo mes del año superior al 7 por ciento.

El Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), que elabora el Banco Central, esperaba
hasta el mes pasado un 29 por ciento de inflación para todo 2019. Con los últimos datos, esas
proyecciones serán revisadas y se conocerán el miércoles. El dato oficial del Indec será
publicado el 14 de marzo

La autoridad monetaria informó que por decisión de su Comité de Política Monetaria (COPOM)
absorberá del mercado más pesos de lo previsto inicialmente y así mantendrá una política dura
de tasas de interés hasta mayo inclusive.
En un comunicado, el organismo señaló: “El objetivo de base monetaria entre marzo y mayo se
reduce en 43.000 millones de pesos“.

El propio FMI reconoció en los últimos días, que la inflación fue en estos meses más persistente
de lo que esperaban los equipos técnicos que evalúan a la economía argentina.
Por su parte, el director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Alejandro
Wener dijo que la suba de precios demostró “estar mucho más arraigada” de lo que ese
organismo se imaginaba, por lo cual advirtió que bajarla “toma tiempo”.

“Creo que la parte que nuestras proyecciones pasaron por alto del proceso inflacionario es que
la inflación está demostrando estar mucho más arraigada de lo que pensábamos”, agregó.
Además, consideró que en el proceso por bajarla, “tenés ventanas en las cuales sube de nuevo“

Fuente Diario El Dia

Share This