Tras 36 horas de paro, los choferes de micros de larga distancia nucleados en la Unión Tranviarios Automotor (UTA) levantarán a partir de mediodía la medida de fuerza que afecta los servicios desde el jueves a la medianoche, tras haber llegado a un acuerdo con el sector empresario quienes reconocieron la resolución del Ministerio de Trabajo de otorgar un aumento del 21%, según adelantó el secretario de prensa del gremio, Mario Caligari.

La medida que durante un día y medio afectó a las empresas Flecha Bus, Vía Bariloche, San José y TATA se había iniciado a las 00 horas de ayer.

Ayer el titular de la Unión Tranviarios Automotor, Roberto Fernández había señalado que «las empresas Flecha Bus, Tata, San José y Vía Bariloche no abonaron los aumentos salariales dispuestos por una resolución del Ministerio de Trabajo, lo que imposibilita a los pasajeros viajar a través de estos medios de transporte hacia 1.600 puntos en el interior del país».

El pasado 18 de agosto, el Ministerio de Trabajo frente a la falta de acuerdo entre las partes, determinó la suba de 21 por ciento, en tres tramos (agosto, octubre, y enero de 2018), una medida que se oficializó el 28 de agosto con la publicación de la resolución en el Boletín Oficial.

Se espera que en horas del mediodía de normalice la situación y se retome el normal funcionamiento de la totalidad de las empresas de micros de larga distancia, realizando sus frecuencia en horarios habituales.

Share This