Tras el operativo que se llevó adelante ayer en la zona de Plaza San Martín con el objetivo de
evitar que vendedores ambulantes instalaran sus puestos, este sábado se podía observar un
paisaje muy diferente al que se suele ver los fines de semana en este sector.

Sin manteros y con la presencia de algunos policía patrullando la zona, la plaza se encontraba en
completa calma con respecto al clima de tensión que se vivió ayer cuando las fuerzas de
seguridad desplegaron un cordón de efectivos para no dejar pasar a los trabajadores que
pretendían ofrecer sus mercaderías.

Alrededor del mediodía, en la plaza ubicada justo en frente de Gobernación sólo se podían
contemplar unos pocos transeúntes y algunos niños jugando. También el puesto de una
agrupación política que se encontraba repartiendo información a quienes transitaban la zona.

Fuente Diario El Dia

Share This