ju

 

El juez en lo Contencioso  Administrativo Federal Ernesto Marinelli le ordenó hoy al Consejo de la  Magistratura de la Nación «abstenerse de seleccionar como  subrogantes a más del 50% de los integrantes de la lista de conjueces» que  elaboró el Gobierno y que aprobó el Senado para los  juzgados, cámaras y tribunales vacantes.

Fuentes judiciales informaron a DyN que el magistrado hizo  lugar a una medida cautelar que presentó el abogado Andrés Gil  Domínguez, que denunció discriminación por no poder presentarse para  integrar las listas de conjueces.

El fallo significa un límite a la designación de jueces suplentes que, a través de la nueva ley 27.145 de subrogancias, puso en  cabeza del Consejo el nombramiento de abogados que eran  seleccionados por el Gobierno, muchos de los cuales fueron denunciados por  su cercanía con el Gobierno.

A través de esa norma, el Consejo apartó al juez Luis María  Cabral de la Cámara Federal de Casación Penal y nombró en ese  tribunal a los conjueces Marcelo Vázquez, Roberto Boico y Norberto  Frontini.

La abstención para la designación de conjueces es «hasta tanto  transcurra tres meses de trámite en el presente juicio de amparo  y/o se decida la cuestión de fondo, si fuera anterior en el  tiempo».

El abogado Gil Domínguez presentó el amparo contra la nueva  ley y los nombramientos del Consejo porque le impidieron inscribirse  para que sus antecedentes profesionales sean evaluados para una  posible designación como conjuez.

Marinelli explicó que la nueva ley de subrogancias fija en su  artículo 3 que el Consejo elaborará cada seis años una lista de 20  abogados y 20 secretarios para cada fuero de quienes se inscriban  para esos fines.

Y hasta que esa lista se elabore se podrá utilizar la nómina  que confeccionó el Gobierno Nacional.

Para el magistrado, ello «claramente va en detrimento de todos  los abogados -como el actor- que no pueden ni pudieron competir  con aquellos en igualdad de condiciones a efectos de ser  seleccionados».

«En consecuencia, claramente se advierte la posibilidad de que  se concrete un gravamen irreparable para el demandante, y la  necesidad de admitir el dictado de un pronunciamiento cautelar que  asegure provisoriamente el derecho que esgrime el amparista y, con  ello, la eficacia de una hipotética sentencia que estimara la  demanda», agregó.

Por eso el juez le ordenó «al Consejo de la Magistratura de la  Nación que, hasta tanto no conforme las nuevas listas de  conjueces en los términos del art. 3º de la ley 27.145, deberá abstenerse  de seleccionar como subrogantes a más del 50% de los integrantes  de la lista de conjueces que al momento de entrada en vigencia de  dicha ley contaban con acuerdo del Honorable Senado de la Nación,  en los términos de las leyes 26.372 y 26.376».

Share This