El Congreso de Chile aprobó  la ley de gratuidad educativa que comenzará a regir desde el 2016, lo cual es un paso importante dentro de la reforma a la educación que el gobierno de Michelle Bachelet lleva adelante.
«Luego de más de tres décadas, vuelve la gratuidad a las universidades en Chile», dijo Marcelo Díaz, el portavoz del Gobierno, tras ratificarse la iniciativa en el último trámite parlamentario.
En una rápida votación en las cámaras de Senadores y Diputados entre el lunes y el miércoles, se aprobó esta norma mediante la cual las universidades públicas pasarán a ser gratuitas desde el 2016.
Share This